Rafael Zulaika

Rafael Zulaika

''Nuestro objetivo es mantener vivo el museo''

  • EKE
  • 2009-08-06
  • Idioma Euskera

El edificio Dagourette, del siglo XVI, es la sede del Museo Vasco de Baiona que guarda la mayor colección etnográfica sobre el País Vasco desde 1924. Rafael Zulaika (1963, Donostia) es su director desde hace dos años. Visitamos este emblemático edificio piso a piso.

 

El Museo Vasco de Baiona guarda la mayor colección etnográfica sobre el País Vasco. Lo reabrieron en 2001 tras una limpieza de cara. Hay un total de 20 salas temáticas y 2.000 objetos. Además de las colecciones permanentes hay varias temporales y ofrece varias animaciones culturales.

 

Rafael Zulaika es el máximo responsable del museo (ya fue director del San Telmo de Donostia-San Sebastián) y te proponemos visitarlo de su mano. Destacamos varios cortes de la entrevista que nos concedió.

 

 

Planta baja: Tumbas y ambiente rural

 

 

"La visita comienza en la parte baja del edificio y ahí encontraremos varias tumbas. Es un comienzo precioso, que nos recuerda que somos humanos; el cuerpo y el alma son muy importantes en el País Vasco. Pasamos al espacio donde se muestran los utensilios para cazar y labrar la tierra, además de varios productos de la tierra (vino, jamón, chocolate, etc.). Estos estereotipos aparecen en todos los museos y también en el Museo Vasco de Baiona".

 

 

 

Primera planta, viviendas y economía

"En el primer piso podemos encontrar elementos e instrumentos del hogar. Algunos están de manera permanente y las completamos con aportaciones puntuales: por ejemplo, hay cerámicas de Las Landas (platos, jarras, etc.) que nos han dejado por dos años. Siguiendo con nuestro camino, también encontramos los oficios: es interesante cómo se trabajaban las alpargatas, las makilas y la lana. Con estos objetos se da fin a esta sala".

 

 

"Baiona es atravesado por dos ríos: el Aturri y el Errobi. En el Aturri hay barcos de tipologías muy diferentes. Se exponen varias maquetas y piraguas, así como pequeñas embarcaciones. Es muy atractivo para el visitante. Nuestro objetivo es trabajar más esto simbolicamente, ya que queremos dejar constancia de nuestra relación con el mar y la captura de la ballena".

 

"Baiona y la cultura vasca: esos son los dos ejes del museo y se le ofrece un espacio a la maqueta del plan relief, que se llevó a cabo en el año 1.700 en Baiona. La ciudad ha cambiado tanto que la referencia de la catedral no es igual que ahora y la gente no la encuentra fácilmente. El museo debe crecer, cambiar, mejorar y vivir. Intento cambiar esa maqueta desde un punto de vista didáctico para que sea más atractiva y clara. Hay otro espacio dedicado a las mercancías y se hace referencia a las distintas comunidades que conviven en Baiona. Por ejemplo, la presencia de judíos nos ha reportado enormes beneficios y esto se plasma en una sala".

 

 

 

Segunda planta, fiestas, juegos, religión y salas de exposiciones

"Subiendo a esta última planta se pueden encontrar las fiestas, deportes y religiones relacionadas con la cultura vasca. Se trata de exposiciones temporales ya que no disponíamos de tanto y decidimos quitar las exposiciones de la Baiona de los siglos XVIII, XIX y XX. Así, hemos acondicionado los 300 metros cuadrados para poder darle el espacio que merece".

 

 

Exposiciones temporales este verano

"Tenemos dos exposiciones este verano, muy diferentes. La primera es muy de Baiona, y toca toda la costa hasta Hossegor, pasando por Donibane Lohizune. Es el trabajo de dos hermanos que trabajan en Baiona: los arquitectos Louis y Benjamin Gómez. Han hecho de todo: edificios públicos y casas para gente pudiente, las denominadas "villas". Son parte de la comunidad judía de Baiona. Han hecho suyo el estilo "Art déco", que ha tenido repercusión en todo el mundo. Ellos crearon un regionalismo: el "neo-basque". La arquitectura y decoración de Gómez son muy nuestros. Era una novedad, pero se ha convertido en una tradición. De ahí el lema que utilizaba Benjamin Gomez: "Lehen hala, orain hola, gero ez dakit nola (Ayer así, ahora de otra forma, mañana no lo sabemos)".

 

 

"La segunda exposición es muy enriquecedora: Batekmila, Euskal munduak. Ocupa un gran espacio de 100 metros cuadrados. Enriquece nuestra oferta ya que se basa en aspectos multimedia. Normalmente no ofrecemos contenidos multimedia ya que algunos se componen de elementos de ese tipo. El patrimonio inmaterial, el de las canciones, la música y la creación son muy interesantes y hacen partícipe al público, es interactivo. Decía que es muy interesante para el verano, ya que es plurilingüe: está en euskara, francés, castellano e inglés".

 

 

Puertas abiertas

 

 

"Creemos que todos nuestros visitantes pueden conocer mejor la cultura vasca, pero que servirá para su propio enriquecimiento, no solo de los que vengan de fuera, también de los de aquí. Eso ocurre muchas veces: no conocemos nuestra propia cultura.

 

 

En verano el museo está abierto de 10:00 a 18:30 horas de lunes a viernes y abrimos incluso los días de fiesta. Por lo tanto, todo el mundo puede acudir al Museo Vasco de Baiona. No solo para visitar las exposiciones y salas del edificio, sino a participar en las animaciones que preparamos. El programa estaá en la web del museo: habrá conferencias, música, talleres, bertsolaris, etc. Nuestro objetivo es mantener vivo el museo".

 

Más entrevistas

Beñat Chassevent

Beñat Chassevent

"El patrimonio de Iparralde es rico pero difuso"

Thierry Truffaut

Thierry Truffaut

"Finalmente el carnaval es una escuela popular"

Marie-Andrée Ouret

Marie-Andrée Ouret

"El patrimonio es una materia en perpetuo movimiento"

Más entrevistas